18 de mayo de 2010

La Eucaristía

La Eucaristía es la consagración del pan en el Cuerpo de Cristo y del vino en su Sangre que renueva mística y sacramentalmente el sacrificio de Jesucristo en la cruz.


La Eucaristía es, por encima de todo, un sacrificio: el sacrificio de la Redención y al mismo tiempo el sacrificio de la Nueva Alianza.


La recepción de Jesucristo sacramentado bajo las especies de pan y vino en la sagrada Comunión significa y verifica el alimento espiritual del alma. Bajo las especies de pan y vino, Jesucristo se halla verdadera, real y sustancialmente presente, con su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad.


En la solemnidad del Corpus Christi se ofrece a los fieles el culto de este sacramento para celebrar las maravillas de Dios significadas en él y realizadas en el misterio pascual, para aprender a participar en el sacrificio eucarístico y vivir intensamente de él, para venerar la presencia de Cristo en este Sacramento y para dar la debida acción de gracias a Dios por los bienes recibidos.


Dice el Señor Jesús:

Yo soy el pan de vida. El que viene a mí, nunca tendrá hambre, y el que en mí cree, nunca mas tendrá sed. (Jn 6, 35)


Cristo, que pasó de este mundo al Padre, nos da en la Eucaristía la prenda de la gloria que tendremos junto a El; la participación en el santo sacrificio nos identifica con su Corazón, sostiene nuestras fuerzas a lo largo del peregrinar de esta vida, nos hace desear la vida eterna y nos une ya desde ahora a la Iglesia del cielo, a la santísima Virgen María y a los santos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas del día

Página de la Diócesis de Málaga


Pagina: Diócesis de Málaga