21 de julio de 2009

Libro de actas, antigua Hermandad de la Santa Vera-Cruz

Una de las reliquias que posee la Hermandad Sacramental y Penitencial de Monda, es un libro de actas de la antigua Hermandad de la Santa Vera-Cruz.

En este increíble documento se detalla con gran esmero y rigurosidad la lucha incansable de muchos mondeños de pro, que fueron los pilares de nuestra Semana Mayor entre 1864 y 1935, fecha en la que el libro concluye debido a la vorágine desatada en 1936.

Son tantos los detalles y curiosidades que aporta dicho documento que estas pocas líneas son una breve pincelada de todo lo que alberga.

Un ejemplo claro de la lucha de nuestro ancestros es su infinito afán de superación, cosa que se evidencia en cada cabildo anual, en los cuales siempre se encontraba alguna forma para poder sufragar los tremendos gastos que suponía nuestra Semana de Pasión. Desde pasar el cepo los días festivos, hasta rifar una cantidad de dinero de antemano estipulada, pasando por rifas de fotografías ampliadas de Nuestro Padre Jesús Nazareno, venta de retratos del Señor de la Columna y de la Virgen, guiones en los entierros, funciones benéficas en el salón-cine de Don José Millán, luminarias, alquiler de cirios, alquiler de sillas... Ese espíritu de superación sigue hoy vivo en todos los hermanos, que siguen luchando como antaño por esta nuestra Semana Santa y por recuperar nuestras mas antiguas tradiciones.

¡ Y como pasa el tiempo!, desde aquellos reales de 1864, a los euros de nuestros días, pasando por la perra gorda, la perra chica, la peseta, el duro... Pero el pueblo mondeño sigue ahí, apostando por su Semana Santa, colaborando desinteresadamente para paliar los gastos de la misma manera que antaño, la cera necesaria para las velas, el Trompetero, las alas del Ángel, los Romanos, los orillos de los trajes de los Judíos, los zapatos, la cabellera y los pendientes de la Magdalena, la posada de los músicos... Como ejemplo podemos citar el cabildo del 7 de Abril de 1929, donde se detalla que los gastos de ese año ascendían a la increíble cantidad de 1346 pesetas con 35 céntimos, cosa que para la época era una tremenda fortuna, cualquiera de nuestros mayores recordara que por aquel entonces su casa le costo muchísimo menos.
¡Que tiempos aquellos!

By.- Hermandad S. y P de M (2007).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas del día

Página de la Diócesis de Málaga


Pagina: Diócesis de Málaga