29 de marzo de 2010

Saluda del Consiliario a la Hermandad


Muy Queridos Hermanos todos de la Hermandad Sacramental y Penitencial de Monda:


Lleno de orgullo por ser vuestro consiliario escribo unas letras con motivo de la cercanía de la Semana Santa. Ya es inminente y las cosas importantes en la vida se deben preparar con esmero y dedicación. El Sagrado Triduo de la Pascua es el momento central de la vivencia espiritual de la Hermandad. Por esta razón, quisiera animaros a que dispongáis vuestros corazones a vivir cristianamente la Semana Santa. Corremos el peligro de preparar lo externo muy bien pero olvidar la preparación más importante: la conversión del corazón.


Pronto nuestros Sagrados Titulares procesionarán por las calles de Monda y se hará presente la actualización de los misterios de nuestra Redención. Tomemos conciencia de lo que representa estos maravillosos acontecimientos: hacer presente de forma plástica la Salvación de Jesucristo. Un año más y con la ayuda de Dios nuestras calles de Monda serán testigos de la gran manifestación pública de Fe llevada a cabo por todos los hermanos de la Hermandad. ¡Es una gran responsabilidad de Fe!


Releyendo los Estatutos de la Hermandad observo que uno de los objetivos prioritarios de la Hermandad es “perfeccionar e incrementar el espíritu cristiano” y “suscitar entre los hermanos el amor a Dios y al prójimo”. Por eso, como director espiritual vuestro os vuelvo a recordar lo que es esencial en la hermandad: vivir como auténticos cristianos, a pesar de nuestros fallos y debilidades. No olvidemos que somos herederos de una Tradición de Fe y que debemos permanecer fieles al verdadero espíritu de la Hermandad Sacramental y Penitencial. No podemos defraudar a quienes nos han legado con tanto esfuerzo y sacrificio este hermoso patrimonio de Fe.


Con el deseo de que todos vivamos en esta Semana Santa un encuentro personal y comunitario con Jesús termino estas letras con mi Bendición para todos. Pido a la Virgen de los Dolores, que como madre nuestra nos indique el camino que lleva a su hijo, Jesucristo.


Contad con mi ayuda y apoyo espiritual para todo.


Rvdo. D. José Antonio Melgar Muriana,

Párroco de Monda.

27 de marzo de 2010

Comienza la Semana Santa, Domingo de Ramos


Domingo de Ramos, domingo de gozo y alegría, Nuestro Señor a su Entrada Triunfal en Jerusalén ya esta preparado para realizar la Estación de Penitencia. Rodeado de chiquillería, pueblo y Hermandad, comenzara su procesionar por nuestras calles a la 11:30 de la mañana, acompañara la procesión la Agrupación Musical "La Pollinica" de Marbella. Antes a las 10:30 los fieles recibirán la bendición sobre las palmas y los ramos de olivos en el parquecillo, dirigiéndose a continuación en procesión hacia el Templo para la celebración de la Santa Misa.


21 de marzo de 2010

Exaltación de la Saeta 2010

Un año mas tendrá lugar en la Parroquia la "Exaltación de la Saeta", sera este próximo sábado 27 de marzo a las 22:00 horas, con la participación de los estupendos saeteros mondeños que volverán a regalarnos su oración hecha cante, el pregonero de este año es Don Jorge Leiva Rojo.

A continuación como muestra del sentir de un saetero, transcribimos la entrevista realizada a D. Juan Rubiales Liñán en el año 1991. Junto a las entrevista de otros saeteros mondeños, fue publicada por la revista "Alcazarín" con motivo de la cercanía de la Semana Santa y de la "Exaltación a la Saeta", que por aquel año ya se celebraba en la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol.

¿Qué es para usted la Saeta?

Un Verso cantado a las imágenes que se da cuando llega a la altura del que lo canta.

¿Porqué canta usted Saetas?

Porque me gusta cantar adorando a las imágenes, a todos por igual, y para mí es el mejor acompañamiento que les hago, digamos que es una manera de compartir su pasión.

¿Qué se siente al cantar?

Mucha emoción y devoción, a veces da hasta sentimiento al ver las imágenes meciéndose delante tuya, pero esa devoción y pasión te hace que todo salga bien.

¿La letra es de tradición o usted saca su propia letra?

De las dos, más de tradiciones y otras espontáneas. las espontáneas las componemos entre yo y Félix Peral. Tardamos, desde unos meses a otras que un año, la hacemos con mucha devoción, respeto y fé, las de tradición tenemos de todas, unas de Pepe Pinto, otras de D. Francisco Martín López "Frascorrillo", que las componía el mismo cuando yo era chaval y por ese tiempo me las dio.

¿Qué es para usted más importante la tonada o la letra?

Las dos tienen mucha importancia, hay personas que cantan y no las componen y hay personas que las componen y no las saben cantar, como pasa con Félix Peral o "Frascorrillo" que en paz descanse.

¿Como ve la Saeta como afición o como pasión?

De las dos maneras, ya que no todos los cantaores las cantan. A la vista esta que hay mas mujeres que hombres que las canten, y no es que ellas las hagan mejor o peor, sino que son más devotas y ponen mucha más pasión.

¿Cree que se pierde la afición?

Creo que no, que siempre habrá chaveas que aunque vayan a discotecas y demás, pues les gusten estas raíces y las continúen.

¿Cuando canto usted por primera vez?

La primera vez fue en el balcón de Paco Macías, fue con una muchacha, Antonia Luna Leiva, que tenia por esos entonces unos 16 años y creo que gustó bastante."


Escucha ay buena gente

como el sonar de trompeta

callan ante la Saeta

donde cantando se llora

al tiempo con que se implora

a nuestro Cristo Yacente.


Félix Peral

Copa de Hermandad

También tradición es la Copa de Hermandad que tiene lugar el Domingo de Ramos, que más antiguamente también se celebró el Domingo de Resurrección y algún año el Domingo de Pasión.


Encuentro de verdadera unión, asisten tanto Hermanos, como Horquilleros y Camareras de las imágenes. En un principio fue muy sencillo, y tantos y tantos años consistió en platos preparados por las familias de los hermanos y un único jarro con vino en el que bebían todos; eso sí, parece que a las autoridades invitadas se les distinguía con vaso individual. Más antiguamente aun, el ágape consistía en dulces o bizcochos con anís.


Este encuentro permite estrechar lazos y compartir vivencias entre todos los hermanos, uniendo la sabiduría de los que llevan desde niño en la hermandad y ya tienen algunos años, con los jóvenes que traen savia nueva, transmitiendo y perpetuando así la Fe, amor y entusiasmo hacia nuestra Semana Santa.


Semana Santa... Un gran legado transmitido por nuestros padres y abuelos, que enorgullece al mondeño y debemos preservar.


19 de marzo de 2010

Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo según Monda


Se abren las puertas de nuestra Parroquia. Entre olores de azahar y violetas, entre palmas y olivos, llevado por nazarenos de rojo y verde sale Jesús a su Entrada Triunfal en Jerusalén.

Es Domingo de Ramos. ¡Hosanna!, decimos a Cristo cuando entra triunfante en la plaza. Luego, tras largo recorrido, despedimos entre aplausos y vítores al Rey de reyes en la Pollinica.

Jueves Santo. “Que os améis los unos a los otros como yo os he amado”, dice el Señor.

Él, por Amor, en la última Cena, se queda con nosotros. Adorémosle en el tabernáculo del Monumento.

A media tarde, después de la Misa in Coena Domini, los colores son el blanco, el morado y el negro. Jesús Atado a la Columna es saludado con el himno nacional.

Va Jesús sereno, con la mirada al Cielo; es la imagen de la paciencia, su espalda llena de heridas, ¿quiénes se la hacen? Nosotros. Él espera que seamos mejores; luego dirá en la Cruz: “Padre, perdónales…”

La noche del Jueves Santo es larga, negra, triste: Cristo es inmolado en la Cruz Por nosotros.

La Vía Sacra empieza. Son las doce de la noche, Cristo Crucificado se encuentra a las puertas de la iglesia.

Resuenan las estrofas de las estaciones de la Vía Sacra.

El Crucificado avanza en un mar de velas por calles Estación y, en el Parque del Doctor Villanueva, el olor de los cirios se funde con el olor de la primavera. Al pasar por el Cementerio el silencio es absoluto, sólo se oye el crujir del madero. Arriba, en el Calvario, la Madre mira a su Hijo. “Todo se ha consumado”.

Es Viernes Santo. La Banda de Música de Miraflores y Gibraljaire alegran la mañana aunque en el fondo la tristeza nos invade.

Por aquello del barroquismo, del sentir andaluz, aunque a Jesús lo vimos crucificado allá en el Calvario, esta mañana lo vemos con la Cruz a cuestas: Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Él parece bendecirnos cuando aparece por el dintel de la puerta de la Iglesia. Es el Nazareno de los mondeños.

Las saetas son incesantes y las bandas de música se dejan oír por todo el recorrido.

Nadie quiere que acabe la procesión. Por calle Estación suben Jesús de Azotes y Columna, Jesús Nazareno y su Madre. En la plaza se rinde homenaje a las tres imágenes. Nadie quiere que se encierren. Aplausos, saetas y más aplausos. Los Horquilleros los miman.

Es Vienes Santo. Hay un silencio sobrecogedor solo roto por el Himno nacional que saluda a Cristo yacente que aparece majestuoso entre cirios y flores.

La tarde va cayendo. Las primeras estrellas aparecen cuando Cristo Yacente avanza en procesión por las Erillas.

La tarde ha caído sobre Monda y las puertas de la Iglesia se abren para dar cobijo al catafalco que lleva la Vida muerta, detrás va su Madre.

Ya es media noche. El Stabat Mater resuena con pena en todos los rincones, es el saludo a la Virgen de los Dolores, a la Madre que ha dejado a su Hijo en el Santo Sepulcro y sale en su soledad para decirnos que es nuestra Madre también, que no la dejemos sola. Y Monda le acompaña entre cantos y rezo del Santo Rosario en un río serpenteante de velas.

La Pasión y Muerte de Nuestro Señor es la doctrina del buen cristiano, del buen cofrade, para llegar a… Domingo de Resurrección: “Resucitó como lo dijo. Aleluya”.

La mañana es luminosa. Los nazarenos sin el capirote de la penitencia.

Cristo Resucitado mira hacia la plaza, hacia los presentes.

El recorrido es alegre, las campanas repican, la música tiene otro ritmo.

Y, vuelto a la plaza el Resucitado triunfante, la música, los aplausos y los vivas se funden con la inmensa alegría de los presentes.

¡Cristo ha resucitado!


Programa Hermandad S. y P. de Monda 2007

17 de marzo de 2010

HEMEROTECA (III)

El Jueves Santo de 1976 el Diario ABC publicó el siguiente articulo referente al pregón de la Semana Santa de Monda, que ofreció D. Francisco Montero Galvache al pueblo de Monda el Domingo de Ramos y los hechos que acontecieron ese día.


También publicó ABC las fotos de la entrega a D. Francisco Montero Galvache del titulo de Hermano Mayor de Honor de la Hermandad Sacramental y Penitencial de Monda y el descubrimiento en la calle Horquilleros de la rotulación y el azulejo con la imagen del Cristo del Gran Poder.


Para leer con nitidez el artículo pulsar sobre el.

9 de marzo de 2010

Comienzan los Cultos



Desde este pasado fin de semana, ya están los Sagrados Titulares de la Hermandad Sacramental y Penitencial colocados en sus tronos para el ejercicio de los cultos, que comenzarán este jueves día 11 de marzo con la Novena a Nuestro Padre Jesús, continuarán el 20 de marzo con el Septenario a la Virgen y por ultimo comenzará el Quinario a Cristo Crucificado el 27 de marzo.



Este año la Hermandad estrena la restauración del trono en el que procesionan Nuestro Señor a su entrada en Jerusalén y Nuestro Padre Jesús del Sepulcro, al cual también le ha sido restaurada la urna.


Como sucediera el pasado año con la restauración del trono de Azotes y Columna y en 2008 que se restauro el trono de Cristo Crucificado, ha sido llevada a cabo por el buen equipo de restauración de la propia Hermandad, dirigidos por D. Carlos Aguirre García. Personas que no han dudado en robarse tiempo de ocio o de ocupaciones en sus hogares para atender, desinteresadamente, esta necesidad de conservar el valioso patrimonio de la Hermandad.

5 de marzo de 2010

Sentido y significado cristiano de la Semana Santa


Entre todas las semanas del año, la más importante para los cristianos es la Semana Santa, que ha sido santificada precisamente por los acontecimientos que conmemoramos en la liturgia y consagrada a Dios de manera muy especial. La Iglesia, al conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo, se santifica y renueva a sí misma.


El amor de Dios está en el origen de todos los acontecimientos que conmemoramos en esta semana: “Porque tanto ha amado Dios al mundo, que le ha dado a su Hijo unigénito” (Jn 3, 16). Toda la pasión fue motivada por amor, el amor de Dios hecho visible en Cristo. Una vez más es Juan quien nos lo afirma: “Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin” (Jn 13, 1).


Durante la Semana Santa, la Iglesia sigue las huellas de su Maestro. Las narraciones de la pasión cobran nueva vida, como si los hechos se repitieran efectivamente ante nuestros ojos. Todos los acontecimientos que conducen al arresto, al proceso y a la ejecución de Jesús son recordados y celebrados. Paso a paso, escena por escena, actualizamos, es decir hacemos presente los misterios de nuestra Salvación.


La liturgia de la Semana Santa surgió de la devoción de los primeros cristianos en Jerusalén, donde Jesús sufrió su pasión. En la liturgia de Semana Santa, la Iglesia revive en la fe el misterio salvador de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.


Reflexión personal:

  • ¿Cómo viviré la Semana Santa?
  • ¿Tomo conciencia de lo que significa la Semana Santa?
  • ¿Veo en mis Sagrados Titulares los misterios de mi Salvación?


Rvdo. D. José Antonio Melgar Muriana

Guía Sacramental de la Hermandad S. y P. de Monda

4 de marzo de 2010

Devoción


Dando por supuesto que el mayor tesoro de la Hermandad es el conjunto de las Imágenes de nuestros Sagrados Titulares y las almas de los propios Hermanos, Horquilleros y Camareras, hemos hablado de reliquias en otro orden de cosas. Trompeta, caretas, cepos, báculos, estandartes, venerados Libros de Actas que guardan en sus páginas los nombres de quienes ya contemplan al Padre en el cielo por haber servido a su Hijo sin negarlo aquí en la tierra… ¡Y cómo abunda en ellos la figura mondeña, mondeñísima, del Carbonero!


Muchos que ahora leen esto lo han sido, y recordarán que si acaso estas fechas les sorprendía en tierras extrañas lo dejaban todo para no faltar a su cita con Jesús y María en Monda. Y alguna lectora recordará que, estando ella en el Quinario, llegó al templo una vecina a avisarle de que el marido había vuelto, quizá de Sierra Morena…


Todo, todo giraba en estos días alrededor de la iglesia y de lo que desde ella se iba a conmemorar, esto es la Sagrada Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo…


Si algún canto se oía por las calles, era, seguro, una saeta, pues incluso las emisoras de radio no emitían otros, y hasta las más alegres muchachas tenían asumido que desde el Jueves Santo no convenía manifestar regocijo, pues Jesús estaba padeciendo.


Y en las casas se preparaba el arroz con leche y el económico potaje, con el bacalao, tan barato entonces.


D. Miguel Villanueva Gallego escribía allá por los años sesenta:

“Tras la procesión al calvario, los hermanos mayores, también adoradores, continuamos la Vigilia de la Adoración Nocturna. Nos acostamos a las cinco, y a las nueve se sigue y se sigue… y se ayuna”. En tanto, quedaban acompañando a Jesús en el llamado Monumento jóvenes y viejos, en turnos establecidos por la propia Hermandad.


¡Y el Domingo de Resurrección, explosión de alegría!


Pero… ¿A quién hablamos? ¿Acaso el genuino mondeño no sigue, en esencia, viviendo con aquel espíritu de nuestros mayores estas fechas…? ¿No observamos que algunos cofrades son de los últimos en salir de la Hora Santa y de los primeros en madrugar el Viernes para estar un rato junto al Santísimo antes de seguir trabajando? ¿No es cierto que, si bien ya no carboneros, muchos paisanos, trabajadores lejos de nuestro terruño e incluso en el extranjero, esperan anhelantes la hora de viajar a Monda para apretar la horquilla que heredó, para abrazar el varal?


Y, como relataban nuestro Hermano de Honor D. José Jiménez Trujillo, a la vuelta a su trabajo, cuando sus compañeros comenten que pasaron las vacaciones en lugares de descanso y le pregunten: “¿Y tu, dónde has estado?”, el sucesor de los Carboneros responderá: “¿Yo? ¡En mi Monda, sacando a mi Nazareno sobre mis hombros!”


Programa Hermandad S. y P. Monda 2006

Lecturas del día

Página de la Diócesis de Málaga


Pagina: Diócesis de Málaga